Habitación de Bebé Montessori

Decorar y tener el ambiente preparado para el nacimiento de tu bebé de acuerdo al método Montessori te ahorrará muchas preocupaciones. Una habitación bebé Montessori será agradable, tranquila y muy ordenada.

Porque no tiene por qué ser caro, ni algo muy difícil de encontrar. Las habitaciones Montessori para bebés son estancias creativas, relajantes y otorgan una gran importancia al ambiente en el que se van a criar los bebés.

habitación bebé Montessori
Habitación de bebé Montessori

Toda forma de educación y crianza respetuosa del bebé, incide en la necesidad de crear un ambiente propicio para que el bebé o niño tengan las circunstancias idóneas para desarrollar su autonomía, sin riesgos para ellos. Un ambiente cálido, seguro y natural es lo más indicado para fomentar su autoestima y su desarrollo como personitas.

Aquí te vamos a contar cómo puedes preparar una habitación Montessori bebé.

En primer lugar, decir que somos muy fans del método Montessori. Todo lo que lo fomente como juguetes, ambiente, juegos… en nuestra opinión es muy positivo para el desarrollo psicológico y autónomo del bebé. Lo hemos prácticado con nuestro hijo y los resultados comienzan a verse de inmediato. Niños más seguros de sí mismos, más abiertos y respetuosos, y con muchas ganas de adquirir conocimientos.

Así que, dicho esto, contarte que una decoración de acuerdo al método Montessori no tiene porqué ser cara. Ya comprobarás por ti mismo que es completamente injusta la fama que tiene.

Normalmente podemos comenzar con la decoración de la habitación Montessori cuando el bebé demande más autonomía, que suele ser en el momento en que comienza a caminar. Cuando el bebé comienza a demandar su propio espacio.

En la época de la sedestación, cuando ya se mantienen erguidos, pudiendo estar sentados, y pueden tener el cuello recto. Es aquí cuando los bebés comienzan con la etapa de la autonomía, comienzan a gatear, y poco después, en cuestión de unos meses, podrán empezar a caminar.

No hay reglas fijas. Cada bebé alcanza este momento en un mes diferente. Al igual que con el habla, no hay que tener prisa, porque las circunstancias y el carácter de cada bebé es diferente, y cada uno alcanza el hito cuando corresponde.

A partir de ese momento, incluso practicando colecho, el bebé empieza a necesitar su espacio. Es fundamental observarlo, y tener en cuenta sus nuevas habilidades.

Debes dejar que investigue. Puedes estar pendiente en forma vigilante, pero deja que desarrolle su autonomía y pueda desarrollarse como pequeño explorador. Para todo eso es fundamental que la habitación bebé Montessori cumpla con las condiciones de seguridad y comodidad necesarias. De esta manera, evitaremos accidentes y experiencias no deseadas.

Porque lo más importante en una habitación bebé Montessori es que todas sus cosas se encuentren a su alcance, y puedan ser utilizadas por él.

Una de nuestras mayores inspiraciones en decoración es Ale Mcseven. Si aún no la conocéis, corred hasta su blog, y apreciaréis el buen gusto que aporta en todas sus creaciones.

Ale Mcseven Montessori
Ale Mcseven Montessori

Características de la habitación de bebé Montessori

El lugar donde tiene su espacio tu bebé, será esa habitación especial para él, y en el que pueda desarrollar con autonomía y libertad sus nuevas habilidades. Ha de ser un lugar estimulante y a la vez con espacio para la relajación a partes iguales.

En la habitación de bebé Montesorri, el bebé debe poder ponerse de pie, o caminar, gatear sin que corra riesgo o pueda darse algún golpe. Ante todo, es fundamental que pueda desarrollar la autonomía y la confianza de que puede hacer cosas solo. Fomentar la seguridad en sí mismo es uno de los principios del método.

Vamos a deciros cuáles pueden ser los principios fundamentales, y los muebles que pueden ayudaros en la práctica del método. Pero tampoco se trata de ser demasiado rígidos, sino que podemos adaptar todo a lo que podemos tener acceso fácilmente.

  • El entorno de la habitación debe ser bonito y agradable, para que el peque se sienta a gusto en ella, el espacio Montessori debe ser cómodo.
  • Es fundamental que no haya demasiados muebles y juguetes por el medio, para que el bebé pueda moverse con libertad y seguridad por su espacio.
  • El bebé tiene que percibir tranquilidad y orden a su alrededor, para que aprenda que hay que ser organizado. El caos produce caos.
  • Muebles a su medida a los que pueda acceder fácilmente. Lo recomendable es que no tengan puertas, pero si hay que utilizarlas por alguna razón de fuerza mayor, no hay ningún problema.
  • Todo es adaptable y tiene solución. Lo importante es que el bebé perciba tranquilidad, calma y fácil resolución de los problemas que van surgiendo.

Juguetes Montessori

Los juguetes que puedes tener para desarrollar el método Montessori son tan bonitos que vas a querer tenerlos incluso como decoración. Y su encanto radica en que la mayoría son juguetes de madera y de tela, originales y preciosos. Juguetes como los de siempre que van a estimular la imaginación del bebé, haciendo que su desarrollo psicológico y emocional sea más autónomo y seguro.

La Cama Montessori

Cómoda, a ras de suelo, sin posibilidad de subidas y bajadas que puedan implicar accidentes o sustos innecesarios. La cama del método montessori ha de ser pegada al suelo, y sin patas. Para que el bebé pueda subir y bajar fácilmente él solo.

En cuanto a precios, como véis no tenéis ni que adquirir una estructura de cama, podéis incluso poner el colchón en el suelo directamente. Y si queréis podéis hacer la forma de casita fácilmente, y si sois un poco habilidosos.

Son un tipo de habitación muy desenfadada y cómoda, que seguro que os resultará muy fácil de decorar y poner muy agradable, con ayuda de guirnaldas, y ropa de cama en tonos empolvados que aporten tranquilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *